fbpx

¿Cómo puedo seguir disfrutando de mi vida sexual después de los 50?

Hay varios factores que determinan la vida sexual de una persona: está la religión, la cultura, la educación en torno a la sexualidad, los problemas con la pareja, las distorsiones a nivel del cuerpo físico, la ansiedad, el miedo, la autoestima, traumas del pasado y factores físicos como problemas cardiovasculares, hipertensión, diabetes, cáncer, etc. Todos esto se pone en juego cuando hablamos de sexualidad, y tenerlo presente es una poderosa herramienta para poder trabajar en la nuestra. 

Existen varios mitos respecto de la vida sexual pasado los 50 años, muchos hombres temen el día que su erección desaparezca y tengan que depender de la famosa pastilla azul, además saben poco de la andropausia y de sus efectos físicos y psicológicos. Del mismo modo, cuando se acerca la menopausia en las mujeres, éstas comienzan a experimentar muchos cambios y sensaciones en el cuerpo y en su estado emocional, lo cual las deja agotadas y sin muchas ganas de interactuar sexualmente. Lo que genera que cualquier gesto de cariño pueda ser interpretado como un acercamientos sexual, y lo rechazan rotundamente.

Así como la pubertad es una especie de bienvenida al mundo de la reproducción, la menopausia y la andropausia es una despedida. Y como tal, debería celebrarse ¿no creen? Porque francamente, ¿quién quiere criar niños a esa edad? Yo siento que acá comienza de nuevo la diversión para todos. Se espera que los hijos ya se hayan ido de la casa y estén todos relativamente armados en su vida, pueden contar con el apoyo de sus padres pero deberían estar pudiendo valérselas por sí mismo, lo cual les da libertad a las personas de comenzar a planear, disfrutar y gozar esta tercera etapa de la vida. 

Con un camino recorrido en muchas áreas, se observa un especial interés por la vida sexual. Interés que va acompañado de miedos, y por eso es tan importante poder contar con información para comenzar a experimentar. Y tiendo a pensar que ustedes recibieron cero educación sexual, o si es que la recibieron fue en base a la represión, prohibición y uso exclusivo de la reproducción. Así que todas las dudas y miedos asociados son absolutamente válidos y esperables, no tengan miedo a consultar y leer más. Hoy en día hay miles de cuentas de Instagram que son informativas, hay libros, películas y series que pueden entregarles mucha más información de lo que han sabido a lo largo de toda su vida.  

Cada vez hay más personas sanas que quieren, pueden y desean seguir disfrutando de la sexualidad durante toda su vida. Una vida sexual satisfactoria aporta beneficios físicos y psicológicos en la vejez.

Los estudios indican que con la edad van disminuyendo los encuentros sexuales pero no la calidad, y baja el deseo pero se mantiene el placer físico y emocional. Es obvio que las relaciones cambian con la edad, pero mucho menos de lo que pensamos. 

Enfermedades al corazón o la diabetes muchas veces pueden generar problemas de erección en los hombres, y la disminución de estrógenos debido a la menopausia en las mujeres conlleva problemas de lubricación y con el tiempo cierta atrofia muscular, lo que puede generar dolor en el coito. No tengan miedo de usar lubricante, es absolutamente necesario y ya a estas alturas pasa a ser uno más en la lista de compras. 

Cuando hablamos de sexualidad, hablamos de conexión, amor, relaciones, cuerpo, placer, sentimientos, etc. Tenemos que sacar el foco en la penetración y entender que para tener una vida sexualmente activa hay muchas cosas que podemos estar haciendo. 

  1. Tener conversaciones íntimas, que van más allá de lo cotidiano que podría ser el trabajo, los hijos, nietos, la casa, viajes, etc. Para esto hay juegos con dinámicas que te ayudan a salir de una conversación trivial, porque muchas veces, aunque uno tenga las ganas no sabe de qué hablar. Los incentivo a que busquen en sex shop, hay uno que siempre recomiendo que pueden vitrinear cosas por internet y hacer un pedido para que llegue a la puerta de sus casas, si es que son de Chile www.secretosdeamor.cl Para los más osados y quienes en verdad quieran innovar, pueden comprarse juguetes sexuales, lubricantes, aceites para masajes o cualquier extra que los ayude a salir de la rutina.
  2. Ducharse juntos, dormir desnudos, cocinar juntos, salir a caminar de la mano, etc. Actividades que puedan afianzar el vínculo. Si no estás en pareja, hacer cosas que a ti te gusten, cosas que te den placer. Porque cuando hablamos de placer, el cerebro no distingue, estamos ejercitando la misma zona y nos permitimos gastarnos un poquito de dinero en una experiencia que sea sólo para nosotros. No hablo de cosas materiales, más bien pienso en un masaje, en tirarse en paracaídas, comer algo rico, leer un libro, etc. No olvidar el contacto físico, los abrazos, las caricias y los besos con lengua, que no sean exclusivos del acto sexual, sino que sea tan cotidiano como cambiarse los calcetines.
  3. Ver pornografía juntos, o leer libros eróticos y comentarlos. Acá tiene que buscar bien porque se pueden encontrar con sitios que tienen la pornografía antigua, escenas que probablemente no van a querer ver ni representar con sus parejas ya que parece más una violación que una escena erótica. Pero los invito nuevamente a mis historias destacadas en mi Instagram para que vean las recomendaciones de sitios pornográficos hechos por mujeres, donde el foco esta puesto en la sensualidad y lo erótico.
  4. Escuchar Podcast de sexualidad (de nuevo, vayan a mis historias destacadas) mientras cocinan, mientras van manejando a la playa o camino al trabajo. Pueden compartir post de cuentas que incentivan y educan en la sexualidad, mensajearse durante el día con sus opiniones, llegar a la casa, abrir una botella de vino y seguir la conversación. Muchas veces da un poco de vergüenza iniciarla face to face, pero sí lo hicieron de manera virtual, la siguen en carne y hueso cuando se vean.

Todo esto aumenta el deseo, deseo que no necesariamente deberá llevarse a cabo en la cama. Una conversación erótica, un beso de buenas noches y dormir abrazados puede ser tan placentero como tener relaciones sexuales. Estas teniendo una vida sexualmente activa si estás pensando en sexo, hablando de sexo, mirando sexo y a veces teniendo sexo. Lo importante es hablarlo con tu pareja, tener las mismas ganas que tienen de remodelar la casa o irse de vacaciones, para sentarse junto a una copa de vino y conversar de la vida sexual. Por lo general, para innovar hay que atreverse, ya sea en el trabajo con nuevos proyectos o en tu vida amorosa. Despierten la fantasía, sobre todo si sienten que tienen un vínculo seguro. 

Soy Michelle Pollmann, psicóloga clínica especialista en parejas y sexualidad humano. Para más información síganme en @hoy.me.toca

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *